En la cinta roja que está sobre el escudo se puede leer: 1536 Yumbo 1864. La primera fecha (1536) la llegada de los conquistadores Miguel López Muñoz y Sebastían de Belalcázar. La segunda es la fecha en la que Yumbo fue creado municipio.

El Escudo está dividido en tres partes: en la parte superior, de color dorado, aparecen dibujadas 4 chimeneas. Ellas nos dicen que somos un municipio industrial.

En la parte inferior sobre el fondo rojo, aparece el rostro de Balto Puente. Este Balto fue un Indio valiente y recorrido, se dice que viajó a España y peleó en la batalla de Lepanto al lado del gran escritor Miguel de Cervantes Saavedra.

Junto a Balto sobre fondo azul, aparece un libro cerrado y sobre el libro un tintero con una pluma de ganso. Esto significa que la historia de Yumbo está por escribirse, es una invitación a que tomes la pluma y la escribas.

El Escudo está rodeado por unas cañas de azúcar. La caña de azúcar fue traída por Sebastián de Belalcázar y cultivada, antes que en otro lado, en Yumbo.

El diseño del Escudo de Yumbo fue hecho por el doctor Raúl Silva Holguín y presentado por Don Fabio Lenis Satizábal, un ciudadano ejemplar de nuestro municipio, al honorable Concejo Municipal en el año de 1979.

El sol naciente simboliza la vida, la creatividad y la fuerza de nuestro pueblo. El color verde recuerda la belleza y fertilidad de esta tierra. En la franja blanca que divide en dos la bandera, está escrita las palabras PAZ Y TRABAJO, indicando que somos un pueblo trabajador y pacífico.

Esta bandera fue ideada por el párroco Fray Alfonso de la Concepción Peña en 1944.

Música: Adelmo Rusca B.
Letra: José Domingo Díaz Valencia.

CORO

Oh! vosotros los hijos de Yumbo
que tenéis el nativo ascendiente
de Jacinto, el cacique valiente,
de María, su cónyuge leal.

Alabadles con música y canto,
que son ellos los progenitores
que venciendo el ibero tirano
derrotaron los conquistadores.

I

Que no fueron esclavos de nadie
en la nativa e indómita gesta,
desde el Andes hasta el Llano llevaron
sus legiones su raza y su fe.

II

Hoy su pueblo se ufana y altivo
al concurso del mundo se empina,
porque al mundo en penacho levanta
como canto y honor al trabajo.

CORO

Oh! vosotros los hijos de Yumbo
que tenéis el nativo ascendiente
de Jacinto, el cacique valiente,
de María, su cónyuge leal.

Alabadles con música y canto,
que son ellos los progenitores
que venciendo el ibero tirano
derrotaron los conquistadores